5 Desafíos que debe enfrentar el modelo de trabajo remoto en la actualidad chilena

Te contamos cómo funciona el teletrabajo en las empresas chilenas hoy en día

El Covid-19 trajo cambios importantes en muchos aspectos, incluyendo la manera de trabajar. Una de las tendencias más notables es el aumento del uso de la modalidad de trabajo remoto, también conocido como trabajo a distancia. En algún momento dejó de ser una opción para convertirse en una verdadera necesidad para que las empresas pudieran continuar operando. 

Chile supo enfrentar el primer desafío al realizar la debida actualización del Código del Trabajo para ajustarlo a estas nuevas necesidades. Es así que desde abril de 2020, los chilenos ya cuentan con la ley N° 21.220 que modificó el referido código. Sin embargo, aún queda un largo camino que recorrer para que las empresas y sus trabajadores puedan aprovechar al máximo este sistema que les trae desafíos a ambas partes.

¿Qué es el trabajo remoto? 

Según lo establecido en el artículo 152 del Código del Trabajo, el trabajo a distancia, también trabajo remoto, consiste en la prestación de servicios de manera total o parcial desde un lugar diferente al establecimiento o instalación de la empresa. La ley establece un sistema flexible al indicar que el trabajador puede encontrarse tanto en su domicilio como en cualquier otro lugar. 

Diferencia entre teletrabajo y trabajo remoto

Existe cierta confusión entre los dos términos. Por una parte, el trabajo remoto se refiere a todo tipo de trabajo que se preste desde una ubicación distinta a la sede del cliente. Por otro lado, el teletrabajo requiere que además la prestación de los servicios o el reporte de los mismos se hagan a través de medios tecnológicos. El elemento diferenciador es el tipo de herramientas que se usan para prestar el servicio.

El trabajo remoto en datos desde Chile

Antes del inicio de la pandemia, tan solo un porcentaje aproximado del 5% de los trabajadores prestaba sus servicios de forma remota.  Pero al igual que en todos los países del mundo, ese número aumentó a cifras que rondan el 40% de los trabajadores en todo el territorio chileno.

Principales desafíos

  1. Penetración del internet: la mayor parte del trabajo remoto utiliza la conexión a internet. Aunque Chile lidera la región con más del 70% de penetración, aún queda un 30% que no accede de manera regular. Especialmente los lugares más distantes. 
  2. Pago de costos y gastos de operación: debido a que el trabajador trabajará desde un lugar remoto, la ley estableció que el empleador cubrirá los gastos de mantenimiento de equipos y gastos como internet, luz y similares. Esto representa un gasto adicional para las empresas que deberán hacer sus cálculos y desembolsos para cumplir sus metas.
  3. Medidas de control para la supervisión de labores: los empleadores deberán limitar sus medidas de control y evitar un uso excesivo. Esto significa evitar cruzar el espacio personal y aprender a garantizar la intimidad del trabajador. 
  4. Organizar trabajos y equipos: la organización de tareas y equipos de forma remota supone un esfuerzo adicional. Para lograrlo, las herramientas tecnológicas son la clave. Entre ellas figura el software de teletrabajo de Sesame HR que está completamente adaptado a la modalidad de trabajo remoto. Además, ofrece funcionalidades para planificar turnos y tareas y además obtener los reportes finales. Por otra parte, permite hacer seguimiento del tiempo que toma cada tarea y gestionar faltas y ausencias. Los trabajadores podrán acceder del mismo modo, a través de la aplicación, en el celular o tablet para saber quién está conectado y a la vez contactar al empleador.  Así también pueden mitigar los sentimientos de aislamiento y soledad que puedan desarrollar. 
  5. Implementación de mecanismos de verificación de asistencia remota: la ley impone esta obligación al empleador, así como los costos del sistema. Pero esto es manejado por el software de teletrabajo de Sesame HR ya que incluye la posibilidad de marcación remota.

En síntesis, los mayores retos para Chile vendrán de la mano de la adaptación a la nueva legislación. De la misma manera, del aprovechamiento y uso adecuado de herramientas tecnológicas.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.