¿Cómo funciona la Administradora de Fondos de Cesantía?

La administradora de fondos de cesantía s encarga de administrar dos fondos en Chile. Conoce cuáles son y cómo se pueden beneficiar los trabajadores chilenos.

Cuando un trabajador queda cesante recibe una ayuda económica por un periodo de tiempo, a través de unos recursos gestionados por la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC).

LA AFC es una sociedad anónima cerrada, cuyo objetivo es administrar dos fondos, denominados Fondo de Cesantía (FC) y Fondo de Cesantía Solidario (FCS), y otorgar y administrar las prestaciones y beneficios que establece la Ley N.º 19.728 sobre Seguro de Cesantía, según su portal www.afc.cl.

¿A quiénes beneficia la AFC?

A través del Seguro de Cesantía, la AFC, beneficia a los trabajadores mayores de 18 años que cuenten con un contrato establecido en el Código del Trabajo con un vínculo de subordinación y dependencia. Quedan por fuera de este seguro los menores de 18 años, los trabajadores con contrato de aprendizaje, los miembros de las fuerzas armadas y de orden, los funcionarios públicos y los trabajadores independientes.

Si un trabajador queda cesante, puede retirar de su CI un porcentaje de lo acumulado en máximo trece giros. Estos son calculados en porcentaje de manera decreciente sobre el sueldo que tenía.

LA AFC permite que el trabajador retire todo el dinero de su CI, si el mismo no cotizó mucho y se terminan sus recursos, puede optar por los del FCS. Si, por otro lado, el trabajador tuvo un contrato indefinido tiene derecho a retirar hasta cinco giros y si estaba bajo un contrato a plazo fijo el límite es de trece.

¿Cuáles son las funciones de la AFC?

  • Recaudar y abonar las cotizaciones obligatorias en las cuentas individuales.
  • Cobrar las cotizaciones o aportes impagos o no declarados oportunamente.
  • Abonar el aporte del Estado al FCS.
  • Mantener los fondos al día e invertirlos en los valores que permita la ley.
  • Facilitar el trámite de los beneficios.
  • Enviar los antecedentes de los beneficiarios del FCS a la Bolsa Nacional de Empleo.
  • Enviar los antecedentes de los beneficiarios de ambos fondos al Fondo Nacional de Salud (Fonasa), para que puedan accedan a sus beneficios.
  • Pagar, desde el FC, el aporte del 10% para la cuenta de capitalización individual de las Administradoras de Fondos de Pensiones de Chile (AFP).

El fondo de cesantía se divide en dos fondos, uno que es la Cuenta Individual (CI) de cada trabajador, donde posee una cuenta con su rut en la cual acumula  y recibe aportes tanto del trabajador como del empleador y el otro es el FCS que recibe aportes solo del empleador y del Estado chileno.

Existe una diferencia entre si el contrato es indefinido o a plazo fijo. En el primer caso el trabajador necesita un mínimo de 12 cotizaciones para poder optar al retiro de su CI.
Si el contrato es a plazo fijo debe tener un mínimo de seis cotizaciones para poder hacer uso de lo ahorrado en su cuenta individual.

¿Cómo se calculan los porcentajes de aportes a la AFC?

En el caso de un contrato a tiempo indefinido, el cálculo se toma a partir del sueldo imponible. El trabajador debe aportar el 0,6% de su sueldo y el empleador aporta un 1,6% con base al sueldo imponible del trabajador. Estos montos van destinados a la CI. Mientras que el trabajador no aportará nada al fondo solidario cuando tenga contrato indefinido; el empleador si deberá aportar un 0,8%.

Para el contrato a plazo fijo, el aporte del trabajador a la CI y al Fondo Solidario es igual a 0, mientras que el empleador si deberá aportar un 2,8% para la CI y 0,2% para el Fondo Solidario, ambos calculados sobre el sueldo imponible del trabajador.

Son tres las casuales para que un trabajador pueda optar a cobrar este seguro:

  • Haber quedado cesante por caso fortuito o de fuerza mayor.
  • Por necesidades de la empresa.
  • Por quiebra del empleador o de la empresa.

Además, el trabajador debe estar inscrito en la Bolsa Nacional de Empleo.

Prueba gratis durante 14 días