Estos son los derechos fundamentales de los trabajadores chilenos

Los derechos fundamentales de los trabajadores son aquellos derechos y libertades que posee como persona, por el solo hecho de serlo. Estos, se encuentran incluidos en la Constitución Política de Chile y las leyes respectivas, y deben ser respetados.

Se basan en el principio de que todo trabajador es un ser humano, y, por ende, es poseedor de los derechos fundamentales que se establecen en el Artículo 19 de la Constitución, efectivos en el ámbito de la relación laboral.

¿Cuáles son los derechos fundamentales de los trabajadores?

Todo trabajador en Chile podrá recurrir a los Juzgados del Trabajo cuando considere afectados uno o más de los siguientes derechos:

  • Derecho a la vida y a la integridad física.
  • Respeto y protección a la vida privada, la honra del trabajador y de su familia.
  • La inviolabilidad de toda forma de comunicación privada.
  • Libertad de conciencia, a manifestar y ejercer libremente sus creencias y cultos.
  • Libertad de opinar e informar, sin censura previa, en cualquier forma y por cualquier medio.
  • La libertad de trabajo y el derecho a su libre elección.
  • Garantía de que ningún trabajo podrá ser prohibido cuando sea lícito.
  • El derecho a la no discriminación.
  • Libertad sindical y el derecho a negociar colectivamente.
  • La garantía de indemnidad.
  • Prácticas antisindicales o desleales en la negociación colectiva.

¿Cuál es la importancia de conocer los derechos fundamentales de los trabajadores?

Tal vez muchos creemos que estos derechos son declaraciones distantes que están en la norma y que únicamente le interesa a jueces y abogados.
Es importante conocer que el trabajador puede realizar un reclamo legal cuando considere que una empresa lo ha vulnerado.

¿Cuándo se vulneran los derechos fundamentales laborales?

Reconocer cuándo han sido vulnerados los derechos fundamentales de los trabajadores puede ser una tarea amplía, ya que hay que evaluar una infinidad de situaciones:
Si, por ejemplo,

  • El empleador revisa el correo electrónico o algún documento personal, estaría violando la privacidad del trabajador.
  • Si lo golpea, estaría vulnerando su integridad física.
  • Si se le castiga o prohíbe las creencias religiosas, el empleador estará atentando contra el derecho a la libertad de conciencia.
  • Si no brinda las medidas de higiene y seguridad vulnera el derecho a la vida y a la salud.

La vulneración se puede dar en dos situaciones, tanto en la relación laboral, como al momento de ser despedido. Si un trabajador considera que sus derechos no son respetados por el empleador, como los ejemplos anteriores, puede recurrir a un abogado laboral.

¿Cómo se denuncian estas vulneraciones?

La denuncia la puede hacer el trabajador afectado o el sindicato (no ocupa en caso de despido), y hay dos días para formalizarla. Hay dos tipos de denuncias:

Denuncia ante la Inspección del Trabajo (IT):

  • El afectado debe ir ante la IT con su cédula de identidad y todos los antecedentes que puedan respaldar los hechos.
  • El funcionario de la IT ordena una inspección a la empresa y detecta que hay vulneración de los derechos, llama a un comparendo entre el denunciante con la empresa denunciada para llegar a un acuerdo que repare o subsane los daños.
  • Si no se llega a un acuerdo, se interpondrá por parte de la IT, una denuncia ante el tribunal competente, es decir pasa a la fase judicial.

Denuncia ante los tribunales:

La segunda alternativa que tiene el trabajador es ir directamente a los tribunales.

  • Debe ir acompañado por un abogado.
  • Hay un plazo de 60 días hábiles desde que se produjo el hecho.

En caso de ganar, se obliga al empleador a pagar una multa fiscal y a tomar acciones para detener los actos que están vulnerando los derechos del trabajador y compensarlo de alguna manera.

¿Quieres conocer SesameHR?

Regístrate en menos de 5 minutos y descubre cómo puedes digitalizar la gestión de empleados con SesameHR y optimizar tu día a día.