Derechos laborales para migrantes en Chile

Si eres empresario y quieres contratar migrantes para tu negocio, es importante que conozcas los derechos que tienen como colaboradores.

Contratar o no a un extranjero ¿podría significar un problema para la empresa?, ¿cuál es la normativa legal que le concede derechos a los migrantes?, ¿cómo podría un empresario ofrecer trabajo apegado a la nueva Ley de Migración y Extranjería? Acá revisaremos cuáles son los derechos laborales para migrantes en Chile y sus condiciones legales.

Los migrantes regulares tienen los siguientes derechos:

  • Exigir la elaboración de un contrato de trabajo que cumpla con la normativa laboral vigente.
  • Prestar servicio acordado en una relación de dependencia, subordinación y recibir una remuneración que no debe prolongarse más allá de un mes que comenzó a trabajar.
  • A una jornada semanal de 45 horas y el pago de horas extraordinarias.
  • Al pago oportuno de las cotizaciones previsionales.
  • Trabajar en condiciones apropiadas de salud, higiene y seguridad y a ser informado de los posibles riesgos laborales.
  • Acceder a seguridad social, salud y derechos que brinda la protección a la maternidad.
  • Un seguro para accidentes del trabajo o enfermedades profesionales.
  • Formar o participar en organizaciones sindicales e involucrarse en las negociaciones colectivas.

¿Cómo es el contrato de trabajo para migrantes?

El contrato debe ser escrito y firmado por el trabajador y el empleador. Ambos deben obtener una copia. El contrato individual de trabajo es un acuerdo donde ambos se obligan mutuamente; el trabajador a prestar servicios personales y el empleador a pagar por estos servicios.

El contrato debe suscribirse en un plazo de 15 días desde que el migrante comenzó a prestar servicios. Si se trata de un contrato por obra, faena determinada o que dura menos de 30 días, el plazo legal para firmarlo es de 5 días.

Jornadas de trabajo para migrantes

Es tiempo que el trabajador invierte en prestar sus servicios son exactamente los mismos contemplados para un nacional chileno. Las jornadas legales son la ordinaria y jornada extraordinaria (horas extras). Igualmente, las remuneraciones devengadas por el trabajo y los descuentos obligatorios también son los mismos establecidos legalmente.

Estos son los siguientes:

  • Obligatorios: Impuesto a la renta, las cotizaciones (AFP o IPS, Isapres o Fonasa), Seguro de Cesantía y cuotas sindicales.
  • Voluntarios: Ambas partes podrán acordar en el contrato descuentos para efectuar pagos de cualquier naturaleza, que no excedan el 15% de la remuneración mensual.
  • Otros: A solicitud por escrito del trabajador, se podrá descontar las cuotas de intereses hipotecarios, ahorro para la vivienda, siempre que no sobrepase el 30% de la remuneración mensual.
  • Prohibidos: No se puede descontar, retener o compensar suma alguna que rebaje la remuneración por arriendo de habitación, luz, agua, uso de herramientas o atención médica o por multas no autorizadas en el Reglamento Interno de la empresa. Tampoco se pueden hacer descuentos por pérdida o hurto de bienes de propiedad de la empresa, ni por cheques u otros documentos no pagados de los clientes.

Culminación del contrato de trabajo

Como ya lo mencionamos la relación laboral de los migrantes en el país es por igual a la de los chilenos. Para el término de un contrato de trabajo corresponde aplicar el artículo 159 Código del Trabajo.

Denuncias laborales de migrantes

El 86,4% de las denuncias ante la Dirección del Trabajo (año 2018) fueron de parte de los chilenos y el 13,6% por extranjeros. Durante el primer trimestre de 2019, la cifra de denuncias de trabajadores extranjeros aumentó en 15%. La población haitiana es la que presenta la mayor cantidad de denuncias.

Datos de migrantes en Chile

Según el Censo 2017, el 50,7% de los migrantes en Chile provenía de tres países: Perú, Colombia y Venezuela. Actualmente, Perú pasa al segundo lugar como comunidad más numerosa, concediendo el primer lugar a Venezuela y Haití, se posiciona en el tercer lugar. En el 2013 residían en Chile 2,5 % de migrantes y actualmente el 8% es extranjero, lo que significa que en los últimos cinco años ingresaron 1 millón de extranjeros.

Prueba gratis durante 14 días